sexta-feira, 3 de julho de 2015

MUDANÇA DE DATA CORTE PARA 31/3, NO PARANÁ, PARA MATRÍCULA NO ENSINO FUNDAMENTAL E EDUCAÇÃO INFANTIL, PEGOU OS PAIS PARANAENSES DE SURPRESA. MANDADO DE SEGURANÇA PARA GARANTIR A MATRÍCULA DOS ALUNOS PREJUDICADOS PELA NOVA DATA CORTE !

Resultado de imagem para data corte

Os pais de alunos do Estado do Paraná foram pegos de surpresa com mudanças referentes à data corte daquele Estado. Até então, o Estado do Paraná adotava como data corte a de 31 de Dezembro. Agora porém,  a data corte mudou para 31 de Março,  de acordo com a Lei que foi Sancionada no Paraná. Parece que o lobby feito pelo Sindicato das Escolas de Educação Infantil, motivados pela aprovação do Plano Estadual de Educação (PEE-PR), e pelo Plano Nacional de Educação (PNE)  funcionou e o Estado do Paraná acabou de aprovar no dia 25 de Junho de 2015 a LEI ESTADUAL DE numero 18,492 de Junho de 2.015, que, em seu artigo 14 REVOGOU  a Lei nº 16.049, de 19 de fevereiro de 2009, que previa a data corte de 31 de Dezembro para matrícula das crianças paranaenses, no Primeiro ano do Ensino Fundamental. 

Os pais que se sentirem prejudicados por esta nova data corte, poderão ingressar com Mandado de Segurança para conseguirem fazer valer o direito adquirido de seus filhos, de prosseguir a sua escolaridade daqui em diante, sem terem que regredir de série.

Já consegui mais de 260 liminres em Mandados de Seguranças no país todo, desde que esta questão da data corte foi modificada, em 2.011 e venho conseguindo excelentes resultados no Judiciário.

Os pais que quiserem me contratar, poderão entrar em contato comigo através do meu e-mail : claudiahakim@uol.com.br

Para ter acesso à integra da referida legislação que alterou a data corte no Estado do Paraná, clique aqui : 

Superdotação - O Talento numa Escola para Superdotados de São José dos Campos

quinta-feira, 2 de julho de 2015

Cómo saber se uno és superdotado ?

La humildad, la duda y el poner las cosas en tela de juicio suelen ser los automatismos del pensamiento de estas personas, según esta psicoterapeuta

Cómo saber si uno es superdotado

Dar el paso para saber si uno es superdotado no es fácil. Los niños están acostumbrados a que los evalúen, los juzguen y los observen pero... ¿un adulto? «Un adulto tiene miedo. Primero hay que sospecharlo, y uno no quiere pecar de arrogante... También tiene miedo a mostrar sus límites, y puede pensar que su búsqueda le va a resultar absurda al psicólogo. Hay que llamar a la puerta de una consulta... ¿Para contarle qué? ¿Que queremos pasar por una evaluación psicológica? Pero, ¿con qué fin? ¿Cómo expresar lo indecible? ¿qué va a pensar el terapeuta? ¿Que se trata de orgullo, de pretensión, inadaptación o incluso locura?», se pregunta Jeanne Siaud-Facchinpsicoterapeuta y una de las mayores expertas europeas en los problemas que conllevan tener este tipo de inteligencia. «Ahí no queda todo. El verdadero problema es que planteárselo supone hacer un balance personal: es aceptar el encuentro con un psicólogo para abordar ese interrogatorio, osar enfrentarse a un montón de pruebas y, por último, enfrentarse a un análisis de uno mismo, al reflejo íntimo de lo que se es y... ¿tenemos realmente ganas de conocer las respuestas?», inquiere esta profesional.
La cuestión, según Siaud-Facchin, no es baladí. «En realidad, lo ideal sería que un superdotado fuera diagnosticado en la niñez, porque demasiado a menudo estas personas cuando no saben su condición resultan ser unos fracasados en la vida», remarca. Pero... ¿Cómo se llega hasta esa conclusión? Sobre todo, cómo se llega cuando no has sido diagnosticado de joven, y el primer efecto de este tipo de inteligencia es dudar de... la propia inteligencia, tal y como indica la también autora del libro «¿Demasiado inteligente para ser feliz?». Según esta mujer, creadora en Francia del primer centro de diagnóstico y tratamiento de problemas de aprendizaje escolar (Cogito'Z, en Avignón), estos serían los pasos que llevan a detectarlo en la edad adulta:
Verte reflejado en tus propios hijos. Sucede a menudo.
Es lo más probable que ocurra, apunta Siaud-Facchin. «Cuando un superdotado tiene hijos, empieza a darse cuenta de determinadas cosas», asegura esta psicoterapeuta. Pero... ¿Cómo?
1. A través de la observación de lo que vive su hijo, de su manera de abordar ciertos acontecimientos, de las dificultades con que se puede topar. «Entonces el progenitor tiene a veces una sensación de déjà vu, de algo ya experimentado».
2. La descripción del comportamiento cuando se interpretan los resultados de la evaluación psicológica. «Suele ser muy espectacular. Se habla del niño y de repente el padre o la madre se sienten directamente afectados, conmovidos y estremecidos por su comprensión de lo que están escuchando. Tienen la curiosa impresión de pensar que están hablando de ellos. Tímidamente preguntarán si es "hereditario"»
Te das cuenta cuando lo ves en los otros. Sucede a veces.
—Te enteras de que a un niño de tu entorno le han diagnosticado como superdotado, y el efecto espejo funciona. «Empiezas a pensar, ¿lo que caracteriza a ese niño, es lo que percibo confusamente en mí?», comenta Siaud-Facchin.
Por tí mismo. Sucede rara vez.
¿Cómo imaginarse semejante cosa? La humildad, la duda y el poner las cosas en tela de juicio suelen ser los automatismos del pensamiento del superdotado. «En un momento dado hará ciertas preguntas, interrogará acerca de ciertos episodios de su vida a quienes le conocieron de pequeño, y en ocasiones pedirá consejo a los profesionales... y sentirá vergüenza de su audacia. Aunque en lo más profundo de su ser una vocecita le diga, ¿por qué no?», relata esta experta.

Herramientas para evaluarlo

Una evaluación de este tipo es un conjunto de pruebas que tienen como objetivo la comprensión global de la persona, pero para que sea completo y fiable debe constar de dos partes, según Siaud-Facchin: Una evaluación intelectual, que permite aproximarse a la inteligencia y a los recursos cognitivos disponibles, y una exploración de la personalidad, para comprender la organización afectiva y apreciar el equilibrio psicológico de esa persona. «La una no funciona sin la otra», remarca.
1. Test para la inteligencia y el funcionamiento intelectual:
El WAIS (Wechsler Adult Intelligence Scale). Otras pruebas, como las matrices de Cattel, la figura de Rey o el D48, enriquecen la comprensión del funcionamiento intelectual según los objetivos que persiga la evaluación. «Hacer los test que encontramos en internet es una manera lúdica de poner a prueba nuestras capacidades en determinados campos. Permiten hacerse una idea de lo que uno es capaz de conseguir, resolver y comprender, pero son solo como el esbozo de un retrato sin terminar. Son una manera de comprobar la inteligencia, pero los resultados, indicativos, no pueden confundirse nunca con un diagnóstico», advierte esta psicóloga. «La nota que se saque en los numerosos test que existen no es el diagnóstico, solo el indicio de la pista», insiste.
2. Test para el análisis de la personalidad.
Están los test denominados proyectivos (se proyecta una parte de la personalidad a través de las imágenes propuestas), y sobre todo el Rorschach, el famoso test de las manchas de tinta. «Este test fue utilizado durante mucho tiempo de un modo distinto al originalmente previsto, pero el Rorschach correctamente utilizado es una formidable "fotografía" del funcionamiento psicoafectivo y de eventuales fragilidades psicológicas», explica esta psicóloga. «También está el test Z, desarrollado por Zulliger, una versión más corta pero construida y analizable siguiendo los mismos criterios e igual de rica en interpretaciones», añade.

«Ser superdotado no supone ser necesariamente mejor»